CREER, NUESTRA ÚNICA OPCIÓN

 
 
Captura de pantalla 2017-10-10 a las 11.50.50 a.m..png

Quien viva el fútbol colombiano como un apasionado, sabe que conciliar el sueño después de aquel partido ante Paraguay no ha sido sencillo. Durante estos días parte del país se ha encargado de destruir a los que hace una semana eran sus ídolos, otra parte del país con una calculadora en mano sabe que Colombia tiene un 53 % de posibilidades de ir directo al mundial y otro 14% de conseguir un quinto puesto e ir a repechaje. Otros hablan de que la tricolor en Perú históricamente ha sido fuerte y que esta no será la excepción, mientras como es normal ante malos resultados, también aparece el pesimismo y quien cree que: “mejor ni vayamos a Rusia, que jugando así para qué”.

 Mucho se especula y se habla al respecto y todos quieren ser sabios y defender su postura, pero lo único cierto en este momento es que en este hermoso deporte llamado Fútbol, ni la historia, ni la estadística, ni la opinión del que más sabe cuenta. Lo único cierto es que hoy a las 6:30 hora colombiana, en el estadio Nacional de Lima nos jugamos la vida en 90 minutos.

A mí que no me vengan a decir que “el tigre Falcao” luego de 4 años adversos, vuelve a su mejor nivel para ver el mundial por televisión. A mí que no me intenten convencer de que Pékerman, quien nos devolvió la esperanza a un país entero, se va de la selección entre lágrimas de fracaso. Me niego a creer que David Ospina, quien ha sido nuestro héroe durante ya más de 8 años, quede en la historia como aquel arquero que se equivocó ante Paraguay y nos dejó por fuera de Rusia. No quiero creer que el anterior goleador del mundial, nuestro “10 James” no tenga chance de defender su título de máximo anotador y demostrarle al mundo del fútbol lo grande que es. 

Lo único en lo que quiero creer en estos momentos de ansiedad es que los “11” que el cuerpo técnico escoja como nuestros guerreros, dejen hasta la última gota de sudor en la cancha y le demostremos a Suramérica y al resto del mundo de qué estamos hechos los colombianos, y que desde hoy, 10 de octubre del 2017 a las 8:30 pm tras el pitazo final del árbitro, hasta julio del 2018 cuando se acabe el mundial, abunden por las calles de nuestro país: camisetas, banderas, harina, pitos y todo eso que nos hace sentir orgullosamente colombianos. ¡VAMOS CARAJO!

 
 
Juan Felipe Gaviria