EMPRESARIOS, REPRESENTANTES, INTERMEDIARIOS Y AGENTES

 
Captura de pantalla 2017-11-02 a las 7.21.49 a.m..png

Desde hace mucho tiempo los jugadores de fútbol han estado acompañados de personas que en gran medida moldean su carrera y pueden llegar a mejorar de manera importante sus ingresos; en Sudamérica principalmente, hay cantidad de personas, algunas muy profesionales y otros simplemente oportunistas que se arriman a un jugador.

Los términos no son siempre precisos dependiendo del lugar en el que se utilizan, pero por experiencia los veo así:

El empresario es un término que se utilizaba en los tiempos en el que el fútbol tenía gran cantidad de actores con mucho dinero, algunas veces de procedencia dudosa y que tenían “sus” jugadores, prácticamente eran los dueños y los manejaban, o manejan, como tal. Son aquellas personas que pagan un dinero, generalmente a una academia apartada y esperan recibir réditos de cualquier transferencia realizada, les interesa poco el bienestar del jugador y simplemente quieren plata. Estas personas existen pero cada vez son menos. No le aportan ni al mercado ni  al jugador y mucho menos al fútbol.

El intermediario o el agente son términos que han venido o fueron utilizados por FIFA en su reglamentación, se trata de personas con amplio conocimiento del mercado y que buscan una transferencia internacional de un jugador entre dos clubes o le buscan un (buen) contrato de trabajo al jugador. Es la actividad que FIFA pretendió regular de manera directa y que al final optó por crear un sistema de información sin mayores controles. La labor de estas personas, como se indica se reduce simplemente a lograr transferencias o contratos de trabajo, importe sin lugar a dudas pero que no desarrolla a cabalidad el acompañamiento ideal para un jugador de fútbol. Reciben una comisión por el salario logrado para el jugador, entre el 3 y el 10% o un porcentaje del dinero recibido por el club, si se trata de una transferencia entre clubes. Si bien no es el simple empresario, el intermediario cesa su labor principal al lograr un contrato de trabajo o una transferencia y nos parece que dista mucho de ser un instrumento que genere bienestar y mejore las condiciones del jugador.

Finalmente esta el representante de jugadores, una persona o grupo de personas que se encarga de manejar de manera integral la carrera del deportista. Existen varios componentes de la actividad de un futbolista profesional de éxito que deben ser realizados por profesionales; impuestos, manejo de imagen, gestión de grandes sumas de dinero, entre otras que el futbolista o no sabe, o no puede hacerlo. Se trata pues de REPRESENTAR al jugador, de gestionar negocios en nombre del jugador.

Lo ideal para un jugador profesional de fútbol es contar con una persona que lo ayude y le haga mucho más fácil su actividad. Los futbolistas de éxito generalmente están en lugares extraños muchas veces sin apoyo de sus clubes empleadores, es famosa la historia (real) de Didier Drogba que luego de ser transferido por más de 30 millones de OM al Chelsea, el equipo de Londres ni siquiera fue a recibirlo al aeropuerto y debió permanecer en un hotel durante un tiempo importante pues no le era fácil, por idioma y desconocimiento del lugar, conseguir una casa que se ajustara a sus necesidades y deseos. Esta labor, es la que adelantan los buenos representantes, y que sin lugar a dudas le hacen la vida más tranquila, fácil y agradable a las grandes estrellas.

 

 
Andrés Charria