NACIONALIZAR O NO

 
Captura de pantalla 2017-11-16 a las 9.20.17 a.m..png

A raíz de que Franco Armani, arquero figura de Atlético Nacional allá tomado la decisión de adoptar la nacionalidad colombiana y tener la posibilidad de acudir con Colombia al Mundial de Rusia, se ha producido un fuerte debate sobre si debemos o no nacionalizar jugadores o darles la oportunidad a jugadores nacionalizados de jugar en la selección. Muchos están a favor –muchos de ellos simpatizantes de Nacional– y muchos otros pusieron el grito en el cielo en contra de ese posible llamado –muchos de ellos no comulgan mucho con Nacional–

Lo cierto es que este no es tema de un solo jugador, ni cuestión de a qué equipo representa o no ese jugador, es un tema de a quienes hay que llevar a la selección. Que jugadores han hecho méritos suficientes para ser llamados por José a vestir la camiseta tricolor en la próxima cita Mundialista en Rusia.

Tampoco es un tema nuevo, ni mucho menos un tema de nosotros los colombianos. Portugal lo hizo con Deco y Pepe cuando Scolari los llevó a las semifinales del Mundial. Lo hizo hace poco España con Diego Costa y hace muchos años lo vienen haciendo países como Francia, Estados Unidos, Alemania o Italia.

Para mí, la selección no puede ser un concurso de talento a dónde van los mejores jugadores sólo por ser los mejores. No me entiendan mal, no estoy diciendo que los mejores no vayan, claro que tienen que ir los mejores jugadores que tengamos, pero se necesita algo más. No es como un club donde juegas por ser el mejor y al día siguiente vas a otro club y así, no. Si juegas en la selección además de talento hay que sentir la camiseta. Hay que amar la camiseta y el escudo que está bordado en ella. Hay que sentirse parte de ese país que te alienta y te apoya cada que juega la selección. No es cuestión de jugar por jugar, es jugar para representar un país, tú país.

A mi denme a un jugador promedio que lo de todo en la cancha y ame a muerte s su selección y se sienta colombiano como el que más, antes que a un crack que no se sienta ‘tan colombiano’ o que simplemente no sienta como propios los colores de su selección. Por esto, siempre he dicho que se me hace un absurdo que Piqué y tantos otros jugadores que dicen sentirse más catalanes que españoles sigan yendo con la selección de España, pero esa ya es otra historia.

Volviendo al tema Armani, nadie puede discutirle su talento ni puede negar que es uno de los mejores –si no el mejor– arquero que tiene nuestra Liga en este momento. Incluso, de los posibles arqueros para llevar, solo Ospina es mejor que él. Habría que preguntarle, entonces, a Armani si quiere ir a la Selección y sobre todo, si quiere ir por tener la posibilidad de disputar un mundial o si quiere ir con la Selección porque se siente colombiano, porque ama a nuestro país y quiere defender nuestra camiseta. Si es así, bienvenido. De lo contrario, gracias por la intención pero quédate viendo el mundial por RCN o Caracol.

 
Daniel Luque